COAGULACIÓN SANGUÍNEA

COAGULACIÓN SANGUÍNEA

La habilidad del cuerpo para controlar el flujo de sangre luego de una lesión vascular es un componente indispensable de la supervivencia. El proceso de la coagulación sanguínea y luego la disolución del coágulo, seguido por una reparación del tejido lesionado, se denomina hemostasis. La hemostatsis se conforma de 4 eventos principales que ocurren en un orden determinado luego de la pérdida de la integridad vascular:

1.- La fase inicial del proceso es la constricción vascular. Esto limita el flujo sanguíneo al área de la lesión.

2.- A continuación, se activan las plaquetas por la trombina y se agregan en el sitio de la lesión, fomrando un tapón temporal conformado por plaquetas. La proteína fibrinógena es la responsable de estimular la agregación plaquetaria. Las plaquetas se agregan al unirse al colágeno que se expone debido a la ruptura del recubrimiento epitelial de los vasos. Luego de su activación, las plaquetas liberan ADP, un nucleótido; y TXA2, un eicosaniode. Estos últimos activan más plaquetas. De forma adiciona, se libera serotonina, fosfolípidos, lipoproteínas y otras proteínas relevantes en la cascada de coagulación. Además de su secreción, las plaquetas activadas cambian su conformación para acomodar la fomración del coágulo.

3.- Para asegurar la estabilidad del tapón inicial, se forma una malla de fibrina que recubre el tapón. Si el tapón sólo contiene plaquetas, se denomina un trombo blanco; si también presenta glóbulos rojos, se le denomina un trombo rojo.

3.-Finalmente, el coágulo debe ser disuelto para que el flujo sanguíneo normal pueda resumir luego de que se repare el tejido. La disolución del coágulo ocurre a través de la acción de la plasmina.

COMUNICATE CON NOSOTROS

(+569) 9822 8563

(+562) 2885 4405

ventas@foryoumedical.cl

FORMAS DE PAGO

Puedes pagar mediante deposito o transferencia, tambien puedes pagar con tarjetas de credito bancaria y debito asociadas a transbank